jueves, 27 de junio de 2013

Top Films

Me gusta mucho el cine, poder disfrutar de la ficción audiovisualmente me resulta extremadamente placentero. Y con un buen guión y diálogo mucho mejor, aunque a veces algunos silencios e imágenes puedan decir mucho más...

Es difícil, por no decir casi imposible, seleccionar tu película favorita de las cientos de películas que puedes llegar a ver a lo largo de una vida. Y si alguien lo ha conseguido, que me lo cuente aquí con pelos y señales. En mi opinión, pienso que siempre serán varias e irán cambiando a medida que vayamos viendo, aunque siempre están las típicas que recomiendas, aquellas que te han llegado de una forma diferente al resto y siempre acabas recomendando, porque nadie se las puede perder. Claro, nadie, que tenga unos gustos similares a los tuyos. Hoy os diré unas cuantas, que seguro iré modificando.

Mi género favorito por excelencia es el thriller psicológico. Y en segundo lugar queda el drama. Les seguiría la ciencia ficción y fantasía. El resto quedaría algo más esparcido en un segundo plano, sin querer decir esto que no me gusten.

Os dejo mis recomendaciones principales y menciono a otras que tampoco puedo dejarme:

Dos thrillers psicológicos: Hard Candy (David Slade) y Memento (Christopher Nolan)


La chica de la capucha roja (Ellen Page) me cautivó. Destaco el minimalismo de la película en cuanto a reparto y que es inocentemente retorcida y oscura. Mi nota: 10. Nota en filmaffinity: 6,8


En Memento el protagonista tiene problemas de memoria y el director juega con eso rompiendo el hilo de la película, como un puzzle y desordenando las piezas a lo largo de la narración. Quizás no consigas montarlo a la primera. Mi nota: 9. Nota en filmaffinity: 7,9

Otros thrillers psicológicos que recomiendo: Old Boy (7,9), Confessions (7,1), Cube (7,2), Shutter Island (7,5)...

Un drama: Mi vida sin mí (Isabel Coixet)


Hace mucho, mucho tiempo que vi esta película, pero desde que la vi y me preguntan por un drama siempre contesto: "Mi vida sin mí" y me anoto mentalmente que tengo que volver a verla porque no la recuerdo. Solo recuerdo lo triste que era y que la actuación de Sarah Polley fue exquisita, así conocí a Isabel Coixet y a su otro de los mejores dramas que he visto: La vida secreta de las palabras (7,1). Mi nota: 9. Nota en filmaffinity: 7,7.


Una de ciencia ficción/fantasía: Origen (Christopher Nolan)


Esta película fue un gran regalo para mí. La forma en que trata el tema de los sueños me parece increíble y la disfruté muchísimo en el cine. Leonardo Di Caprio, Marion Cotillard y Ellen Page, grandiosos. Quizás un poco larga, pero aún así excelente. Mi nota: 10. Nota en filmaffinity: 8,0

Otras de ciencia ficción/fantasía: Nunca me abandones (6,6), Avatar (7,3), Déjame entrar (7,3), The Man from Earth (7,3), Donnie Darko (7,5)...

Dos animaciones: El Viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki) y Mary & Max (Adam Elliot)



Mágica, fantástica, imprescindible. Los mundos de Hayao Miyazaki son espectaculares y si empiezas con El Viaje de Chihiro te enamorarás de ellos y será un no parar. Mi nota: 10. Nota en filmaffinity: 8,1



La mejor película que he visto en mi vida sobre la amistad. Quizás el tipo de animación (stop motion) pueda echarte para atrás, pero que no lo haga, porque te perderás una historia increíble y muy emotiva. Mi nota: 9. Nota en filmaffinity: 8,1


Mi usuario en filmaffinity: syrka87

miércoles, 19 de junio de 2013

Relats conjunts 05: 2032. Lunch atop a Skyscraper.

Participación para Relats Conjunts:


Hoy cumple 100 años una de las fotografías más famosas de la historia realizada en la gran ciudad de Nueva York: Lunch atop a Skyscraper. Google, cada vez más interactivo y agradecido con sus fieles seguidores, propone un concurso de relatos a nivel mundial. El tema es la fotografía en cuestión. El tiempo límite de entrega es esta noche a las 23:59. El premio, lo mejor... un fin de semana en Nueva York para dos personas, todos los gastos pagados (desplazamiento incluido) desde cualquier parte del mundo. Si eres de Nueva York o alrededores, te dan a elegir entre dos destinos que no me he molestado en memorizar. Y aquí estoy, intentando pensar algo. Quizás, escribiría sobre lo que sentían esos trabajadores allí arriba, en aquel momento. No parecen inseguros aunque se estuvieran jugando la vida a cada minuto que pasaba, más bien parecen felices, tranquilos. En aquella época, durante la Gran Depresión, se aceptaba cualquier tipo de trabajo por precario que fuese. Pero no sé yo, jugarse la vida de esa manera ¿realmente valdría la pena?. Aunque, pensándolo bien, puede que tuvieran la mejor experiencia de su vida trabajando allí, con Nueva York bajo sus pies. Danzando de viga en viga, libres como los pájaros. 


lunes, 17 de junio de 2013

Orquídea




"Cada orquídea se parece a un determinado insecto, así que el insecto se siente atraído por esa flor, su doble, su alma gemela, y no hay un anhelo mayor para él que hacerle el amor, cuando el insecto se aleja, divisa otra flor alma gemela y le hace el amor, polinizándola, y ni la flor ni el insecto entenderán jamás el significado de este acto de amor, pero ¿cómo van a saber ellos que gracias a su danza el mundo sigue girando? y así es, por el simple hecho de hacer lo que están llamados a hacer ocurre algo grande y magnífico, en ese sentido nos enseñan a vivir, nos enseñan que el único barómetro que tenemos es el corazón, y cuando descubres tu flor no puedes dejar que nada te aparte de ella."

(El ladrón de orquídeas.)

miércoles, 12 de junio de 2013

Destornillador


Cogió el destornillador y le miró directamente a los ojos, con rabia, con sed de venganza. No le importaban las consecuencias, había llegado su momento y el fin de su sufrimiento, lo tenía claro. Su marido, inmovilizado en la mesa, como cualquiera de los muchos platos que desgraciadamente tuvieron que compartir y otros que acabaron rotos en su cabeza tras cualquiera de sus absurdas discusiones, la miraba aterrorizado. No podía gritar, pues tenía la boca llena de calcetines sucios. Temblaba de miedo. La mujer, con los ojos amoratados de las últimas palizas, pensaba en todos los insultos, los golpes, las humillaciones que había tenido que recibir de su parte. Planeaba clavar el destornillador de punta de estrella por todo su cuerpo tantas veces como él la había maltratado. Seguramente dejaría de respirar antes de que pudiera terminar con la tarea. Luego, por fin, sería libre.

domingo, 9 de junio de 2013

Vuelven los jerséis de Linden en The Killing


Sin Spoilers*

Cuando terminó la segunda temporada de The Killing había muchas dudas sobre la existencia de una tercera temporada. El 2 de junio esa tercera temporada se hizo realidad, volvió la serie con un capítulo doble siendo la misma The Killing de siempre. 

Este gran thriller policíaco no es la típica serie americana de detectives en la que resuelven los típicos casos, ya sea porque está basada en otra serie danesa "Forbrydelsen", o porque han querido hacer las cosas bien. En The Killing siempre llueve, hay muchos silencios, muestran la brutalidad de los asesinatos en su totalidad, sin esconder nada, hay misterios, intriga y drama, mucho drama. Conocer a sus protagonistas y, a través de ellos, ir dudando en los casos, encontrar pistas, atar cabos sueltos con ellos es uno de sus grandes atractivos. Pero todo muy poco a poco, sí, The Killing es una serie lenta, que se detiene en los pequeños detalles, en los silencios...

A lo largo de la primera y segunda temporada, de 13 capítulos cada una, conocemos a los detectives Holder y Linden, y cómo resuelven el asesinato de una joven, Rosie Larsen. 26 capítulos para resolver un solo caso, y ¡cómo los disfrutamos!

Al final de esa primera etapa de la serie los dos detectives eligen caminos distintos pero tampoco se alejan demasiado, para encontrarse de nuevo en la tercera temporada. Vemos que vuelve un Holder mejor vestido y una Linden en su línea, sus mismos jerséis y silencios misteriosos, esta pelirroja sigue siendo un misterio y sigue "rompiendo cosas". Nos presentan esta nueva temporada con un nuevo caso de brutal asesinato y violación, que podría tener relación con un caso que llevó Linden en su pasado, que la marcó, y por el cual están a punto de ejecutar al que fue condenado culpable.

Un doble primer episodio que nos deja con muchas preguntas y dudas, con un cliffhanger para no perder la esencia de los capítulos junto con ese mítico sonido de tambores de fondo.


domingo, 2 de junio de 2013

La soledad de los números primos, de Paolo Giordano


Hace tiempo que tenía esta novela en la lista de pendientes. Se trata de la primera novela (2008) del joven italiano Paolo Giordano, con la que ganó varios premios.

Entre los números primos hay algunos aún más especiales. Son aquellos que los matemáticos llaman primos gemelos, pues, aunque permanecen próximos, entre ellos se interpone siempre un número par. Esta verdad matemática es la hermosa metáfora que el autor ha escogido para narrar la historia de Alice y Mattia, dos personas cuyas vidas han quedado condicionadas por las consecuencias de sendos episodios ocurridos en su niñez. Pese a la fuerte atracción que los une, la vida erigirá entre ellos barreras invisibles que pondrán a prueba la solidez de su relación.
La sutileza de los rasgos psicológicos de los personajes, así como la hondura y complejidad de una historia que suscita en los lectores las reacciones más variadas, resaltan la admirable madurez literaria de este joven autor a la hora de asomarse, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad.



Poco más hay que decir de lo que ya dice la contraportada. En la obra vamos viendo las distintas fases por las que pasan los protagonistas, Alice y Mattia, desde su infancia hasta que llegan a adultos, y cómo va evolucionando su relación, sus vidas.

Me parece original la forma en que el autor hace la comparación de los números primos con los personajes, esa característica especial que los diferencia del resto y que por ello los une de alguna forma, en este caso, como ya hemos leído, por la soledad que siempre les acaba rodeando. 

Es un libro cotidiano, de ágil y rápida lectura, una historia como podría haber sido cualquier otra: prescindible, aunque quizás difícil de olvidar por sus personajes tan característicos y especiales, por cómo acaba, porque quizás eres el tipo de lector al que las historias no le gusten que terminen como ésta.

Me quedo con este momento, con el que más de uno/a os sentiréis identificados:

Sobre sus cabezas flotaba una gran burbuja llena de cosas que tendrían que decirse y los dos miraban al suelo para no verla.

En 2010, la obra fue adaptada cinematográficamente por un director italiano.