domingo, 25 de marzo de 2012

Huelga del 99%



"El día 29 de marzo muchas personas iremos a la huelga. Personas con las que tratas cada día. La conductora del bus que coges. Quien friega los pasillos del metro cuando cierra. El oficinista que se deja la vida en el monitor del ordenador por un suelo miserable. La persona que te vende el pan, y las que han fabricado tu coche o han alzado, tocho a tocho, la obra de la esquina. La que ha tenido que dejar la familia en su país para venir a cuidar de la tuya.

Pero también las jubiladas preocupadas no tanto por cómo sobrevivir con una pensión ridícula, que también, como por el futuro que les espera a sus hijos y nietas. Los abuelos y abuelas que hemos ocupado un ambulatorio para que no lo cierren, o que hemos subido a un autobús para protestar por el incremento del precio del billete. También los emprendedores que sabemos que los recortes salvajes que se están haciendo nos abocan a una recesión más profunda y nos impiden hacer negocio. También las personas paradas (¡y somos muchas!), que no podemos parar ese día, pero que lo aprovecharemos para movernos y que se nos vea y escuche. También las personas que hemos visto secuestrados nuestros pequeños ahorros por la estafa de las participaciones preferentes de bancos y cajas. También las familias desahuciadas. También las que hemos terminado con mucho esfuerzo unos estudios y no hemos visto nunca un contrato indefinido ni un salario de cuatro cifras. Personas como tú.

Todas estas personas hemos visto cómo se degradan nuestras escuelas e institutos, hemos visto cómo se congelan pensiones o se niegan las ayudas a las personas más necesitadas. Hemos visto cómo cierran quirófanos y ambulatorios, cómo olvidan y abandonan las universidades y las guarderías. Hemos visto cómo se nos van recortando y negando las conquistas sociales, desfigurando la democracia.

Todas estas personas vemos ahora, entre la incredulidad, la rabia y el miedo, cómo la reforma laboral aprobada por el PP nos condena a escoger entre el paro o el trabajo sin derechos ni garantías. Y hemos decidido que el día 29 de marzo perderemos el miedo, que el día 29 de marzo estaremos juntas y caminaremos juntas, y nos verán juntas y nos sentirán juntas. Porque no queremos vivir con miedo. Porque queremos nuestros derechos. Porque queremos nuestras vidas.

No iremos a la huelga por gusto o para hacer la puñeta. Iremos porque no queremos condenarnos a una existencia precaria. No nos han dejado otra salida, y sabemos que, por mucho que arriesguemos yendo a la huelga, mucho más arriesgado e imprudente es perder nuestros derechos para siempre.

Nadie mejor que tú sabe cómo de dura es esta crisis.

Si tienes una tienda o comercio, casi seguro que durante estos años has sufrido porque haces menos caja. Habrás visto cómo cierra más de una tienda vecina, y sabes que necesitas que tu clientela trabaje, y que trabaje con sueldos dignos y con derechos, para que vuelvan a tener confianza y a ir a tu tienda.

Si eres una trabajadora o un trabajador, también habrás conocido de cerca, quizás en carne propia o de tus hijos y nietos, o bien por parientes o amistades, lo que es el sufrimiento de la precariedad y el paro. Debes saber lo que es sufrir por pagar facturas y recibos, y sabes que si la reforma laboral prospera, tu jefe te podrá bajar fácilmente el sueldo, que se podrá descolgar del convenio colectivo, que tendrás que conformarte o te señalarán la puerta con el dedo.

A nosotros nos afecta. Nos impide los proyectos de vida. Nos niega el futuro.
A ti también te afecta. Así que, te lo pedimos por favor, el día 29 de marzo ayúdanos, ayúdate.

Si paramos todos y todas, recuperaremos nuestros derechos. Somos el 99%."


Fuente: vagadel99.wordpress.com

domingo, 18 de marzo de 2012

Experiencias

Somos personas completamente diferentes con una sola cosa en común que es lo que nos une, lo que nos relaciona. Somos capaces de estar juntas, pasar ratos inolvidables, crear recuerdos para siempre, reír hasta llorar, querernos, convivir, entendernos, disfrutar, apoyarnos. Nunca se me pasaría por la cabeza arrepentirme de esto alguna vez. No hace falta preguntarme por qué me gusta. Es cierto que te pierdes vivir otros momentos que también podrían ser muy buenos, pero tú eliges. Y si sigues ahí, o te has ido y vuelves, es porque crees que merece la pena sacrificar esos momentos por estos otros. Y quien no lo quiera entender, es porque no soporta estarse perdiendo una experiencia tan increíble como la nuestra. Simplemente, hemos tenido suerte.

El tenis de mesa no es un deporte, 
es una experiencia.

jueves, 8 de marzo de 2012

El espejo negro de la sociedad

Del creador de la miniserie británica de zombies Dead Set, Charlie Brooker, ha surgido otra miniserie de tres capítulos que revolucionó a todos los seriéfilos en su momento, Black Mirror. Durante los meses de diciembre de 2011 y enero de 2012 solo leía en twitter las "maravillas" que todo el mundo comentaba sobre ella, que era de las imprescindibles, que era muy recomendable. Adoro a los británicos, me encanta cómo son capaces de crear series con pocos capítulos por temporada y que siempre vayan a ser recordadas. Véase Mistresses o Misfits, por ejemplo.



Todos estos adictos que recomendaban Black Mirror tenían razón, es altamente recomendable. Los tres capítulos en los que se divide la miniserie cuentan tres historias diferentes e independientes y con distintos personajes. Podría decirse que son como tres minipelículas, la más corta dura 40 minutos y la más larga 62. El orden de visionado no altera el impacto. No es recomendable leer sinopsis ni argumentos, hay que verlos sabiendo lo suficiente como para que te llame la atención. El género de la serie se mueve entre el drama, el thriller, la ciencia ficción y la sátira. Algunos capítulos se sitúan en un futuro tecnológicamente avanzado, alguno de ellos podría ocurrir en plena actualidad... Asustan. Todos los finales te sorprenden, ninguno te deja indiferente.


¿Hasta dónde nos pueden arrastrar la sociedad y las nuevas tecnologías?

Desde mi propia experiencia: el capítulo que más disfruté fue el primero, The National Anthem, así que recomiendo verlo el último. La primera parte del segundo (el más largo), 15 Million Merits, se me hizo bastante pesada, aunque la segunda parte, más trepidante, lo arregló. Y por último, en The Entire History of You la premisa me resultaba muy atractiva, así que se me hizo fácil de ver e interesante de seguir. Iba a comentar que este último es el que te hace darle más vueltas a la reflexión final, pero al fin al cabo, todos terminan haciéndolo a su manera. 


¿Cuál fue el episodio que más os gustó, impactó, sorprendió?

jueves, 1 de marzo de 2012

Hola, marzo. Hola, primavera

"Meditative Rose", 1958 (Salvador Dalí)

Dos personas tumbadas en la cama se encontraban en plena sincronización subconsciente. Dormían, soñaban. Estaban en el desierto, una paz y una tranquilidad extraña les invadía. Miraban al cielo, una rosa roja enorme de belleza extraordinaria flotaba sobre sus cabezas. Sabían que estaba allí por algún motivo y ellas también, motivo que desconocían y no les importaba. No tenían miedo, aquello parecía totalmente inofensivo. Lo importante es que se encontraban allí, en solitario, en aquel lugar y momento infinitos. Contemplarla estaba siendo una de las mejores experiencias de su vida.