sábado, 5 de noviembre de 2011

¿Algún koumpounofóbico en la sala?

Estoy casi segura que ha sido la curiosidad por la palabreja esa del título la que os ha llevado a empezar a leer esta entrada. Es como muy WTF, ¿no? Sí, la verdad es que flipareis un poco.

Pues esa palabra, koumpounofóbico, define a una persona que padece koumpounofobia. Aclaremos que una fobia es una enfermedad mental, concretamente un trastorno de salud emocional que se caracteriza por la aversión obsesiva a alguien o a algo. Entiéndase aversión como miedo, rechazo o ascazo repugnancia a algo o a alguien (vía wikipedia y RAE). Hay muchos tipos de fobia, unos más comunes y reconocidos, otros más raros e inusuales. Supongo que la protagonista de esta entrada entraría en ese último grupo. Estoy segura que el 99% de las personas que leerán esto nunca habían oído hablar antes de esta fobia y menos del nombre que la define, a no ser que conozcan algún caso cercano o el suyo propio.

Y yo me pregunto... 
¿a quién no le daría pánico que una tarántula de ESE tamaño se paseara tranquilamente por su cabeza?
No, no voy a hablar de la aracnofobia... lo mío es más raro.

La introducción es necesaria para entender que no se trata de una manía, como muchas personas podéis creer que es. Que sea psicológico no significa que no sea algo real, es una sensación real, no me la invento, y con esto no quiero decir que no se pueda superar algún día. De hecho, tengo la suerte de que cada vez mi aversión es menor (creo). ¿Aversión a qué? Os estaréis preguntando hace rato... Pues ni más ni menos que a los botones. No los botones que se pulsan (de un mando a distancia o ascensor), sino los botones que se usan en la ropa para abrochar camisas, chaquetas o simplemente como adorno. Me producen rechazo, asco. Tocarlos más que verlos, pero ambas acciones son bastante desagradables para mí... (Podéis preguntarme todo lo que queráis en los comentarios) Sí, y también podéis reíros, pero ya os digo yo que a mí no me hace ninguna gracia. Están por todas partes, es algo que quieras o no, si sales a la calle, lo vas a ver; y sin salir también, en mi propio armario, en mis camisas (obviamente tengo muy pocas y sólo me las pongo en ocasiones especiales), polos deportivos... algunos y algunas entenderéis ahora por qué me gustan más las camisetas de cuello normal, liso.

Mi madre me contó que desde la guardería presento síntomas a este tipo de fobia. Dice que me costaba mucho o que nunca me podía abrochar la bata sola, y que muchas veces llegaba a llorar por ello. Podría intuirse que quizás este sea el origen de mi fobia, que me creó como una especie de trauma... pero, ¿y si realmente ya tenía la fobia y lloraba porque por ese entonces no soportaba ese objeto, porque me daba asco tocarlos? Nunca lo sabremos. El caso es que, actualmente, me gusta ponerme camisas para arreglarme un poco, pero cuando las cojo y me las pongo tengo mucho cuidado de tocar los botones únicamente cuando tengo que abrochar y desabrochar, lo mínimo posible. Los sigo evitando todo lo que puedo. Cuando de más pequeña me regalaban ropa con botones, alguna camiseta o incluso pijama, casi ni los tocaba y pronunciaba un tímido gracias mientras pensaba menudo ascazo, esto no me lo pongo ni loca; muchos de estos regalos quedaron sin estrenarse. Una pena, claro. 

Ya de más mayor (cuando empecé a confiar plenamente en mi Dios, Google), un poco preocupada por mi rechazo a este objeto (cosa que ni yo misma comprendía) empecé a buscar información y descubrí que esto tenía un nombre y que no era la única que lo padecía. Descubrí el blog koumpouno, creado por alguien como yo (creo que es un chico argentino). En su primera entrada publicada hace una introducción de la fobia y, si os fijáis en ese mismo post, actualmente tiene 110 comentarios de personas que exponen su caso o el de sus hijos (¡bebés de 1 año!), preocupados por los síntomas que muestran cuando ven o tocan un botón y sintiéndose aliviados por ver que no son los únicos. Si os leéis algunos, veréis que hay distintos niveles de intensidad de la fobia y distintas reacciones (desde gente que puede llevar ropa con ellos, como yo, hasta otras que pueden llegar a vomitar al tocar/verlos). El dueño del blog nos ha ido realizando algunas encuestas que resultan interesantes, si más no, curiosas. Existe un grupo en Facebook, Koumpounophobia, en el que actualmente somos 139 miembros, y en el que compartimos esto que tenemos en común. Algunas personas se apuntan e incluso les resulta repugnante ver escrita la palabra que se refiere al objeto en cuestión, que les repugna incluso hablar de ello. La mente es muy cabrona. Si os digo la verdad, mientras escribo este texto y tengo que escribir -la palabra- no me resulta nada agradable, porque después de la palabra viene la imagen y tras la imagen la sensación, pero bueno, nada que no pueda soportar como estáis viendo. Podría incluso haber incluido por aquí alguna imagen representativa del objeto en cuestión, pero creo que no es necesario... no hace falta, así también creo más intriga al lector.

Muy pocas personas conocían este defecto de mí, es algo muy personal, que compartes con los más cercanos si alguna vez surge el tema fobias o ven que reaccionas raro ante algo. He decidido publicarlo porque de la misma forma que encontré yo el blog koumpouno y me ayudó, espero que alguien lea esto y también se sienta identificado conmigo y menos raro, solo y comprendido. ¿Y por qué ahora? Porque tuve que ir uniformada durante tres días seguidos con camisa y me acordé mucho de la fobia, mucho... 

Tengo la gran suerte de tener una amiga en uno de mis círculos de amistad más cercanos que también tiene esta fobia, diría que a un nivel bastante más elevado que el mío, ya que ella realmente siente hasta nauseas al tocarlos y no lleva nunca ropa que los contenga. Lo curioso es que yo nunca me había dado cuenta de que no llevara nunca botones (entiendo que no lo hice porque cuando me fijo es cuando alguien los lleva) y ni ella tampoco. Descubrimos que las dos teníamos esta fobia una mañana sobre las 6 a.m. (años después de conocernos), viendo el amanecer desde el balcón de la casa de otra amiga, sin haber dormido nada en toda la noche, muertas de sueño y entrelazando conversaciones absurdas. No recuerdo como surgió el tema, pero fue divertido. La otra amiga flipaba. Lo mejor fue que, meses atrás, ella y yo habíamos ido juntas al cine a ver Los mundos de Coraline (que fue además la primera peli que vi en 3D) y sin saber que teníamos esto en común. Creo que ella lo pasó mucho peor que yo. El caso es que la peli está muy bien.

Conozco más personas con fobias raras, como la tripofobia, otras más comunes, como la aerofobia, o aracnofobia y otra que no sé si tiene nombre, pero he visto a una amiga gritar de puro terror (sin exagerar) por tener una paloma a menos de un metro. ¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna fobia rara que confesar? Ahora es el momento...

sábado, 22 de octubre de 2011

Within Temptation live in Barcelona @ Razzmatazz 14.10.11

Llegamos unas tres horas antes de la apertura de puertas, queríamos conseguir unas buenas posiciones en el escenario para verlos de cerca. La cola ya daba la vuelta a la esquina de Razzmatazz. En general había distintos tipos de personas, de diferentes edades y estilos, aunque abundaba el color negro como ya era de esperar y los góticos destacaban a la vista por sus extravagantes atuendos.

Muchas veces se da el caso de que a los conciertos son los padres los que acompañan a los hijos. En el nuestro era al revés, el fan del grupo era el padre, y sus hijas y yo lo acompañábamos. Igualmente, hacía años que yo había escuchado el grupo aunque siempre me había gustado más y llamado más la atención grupos como Evanescence o Nightwish (sobretodo cuando tenían a Tarja). Tuve una época en la que me dio por investigar varios subgéneros del heavy metal, y el metal sinfónico era de los que más me atraía. Luego me he ido volviendo más indie... de todas formas, seguía teniendo ganas de experimentar lo que suponía asistir a un concierto de este tipo con un grupo tan reconocido dentro del género y me apunté sin pensarlo demasiado. Lordi, Edguy y Epica, son los grupos más metaleros que he tenido la oportunidad de ver en directo anteriormente. Pero lo bien que me lo pasé en este no tiene ni punto de comparación con todos los anteriores.

Abrieron las puertas y conseguimos una buena posición en la pista, justo a la altura del centro del escenario. Me hizo especial gracia encontrarme allí de casualidad con un colega de la uni que hacía mucho tiempo que no veía y que fue uno de mis acompañantes en Lordi y Edguy. The Canibal Queen, un grupo de hard rock residente en Barcelona, actuó como grupo telonero. Un público impaciente por ver a Sharon den Adel y sus secuaces, aguantó disimulando su indiferencia hacia la caña que metía el grupo aplaudiendo con algo de emoción al final de los temas. Habían sido meses y meses de espera por el retraso de la gira debido a la maternidad de la cantante junto con uno de los guitarristas, Robert, que no asistió a este concierto, de ahí la impaciencia. A pesar de su duro estilo, estuvieron correctos sin sonar nada mal y nos cargaron bien las pilas interiormente (por lo menos a mí) con sus canciones cañeras. La gente no se movió demasiado, nos reservábamos la energía para lo que vendría a continuación. Finalizaron su miniconcierto quince minutos antes de que Within tuviera programado salir al escenario.

Matamos el tiempo como pudimos, suerte de un pequeño altercado entre una señora que tenía al lado y que nunca había ido a un concierto así antes, con una rubia que se había colado con su novio por delante y le tapaba la vista. Casi se pegan. Daban las 21.30 en nuestros relojes, minutos más minutos menos, cuando se apagaron las luces y comenzó el espectáculo, con uno de los tres cortometrajes que representan el disco... el grupo aparecería en el escenario en cualquier momento, expectación máxima....

domingo, 9 de octubre de 2011

Cayendo en la Tentación

El día 6 de octubre, la banda holandesa de metal sinfónico (que no gótico) Within Temptation empezó su gira europea "The Unforgiving" en Lille (Francia).



Las ganas de ir a verlos en directo solo pueden aumentar después de ver el vídeo de presentación de gira. Últimamente estoy muy dispuesta a ir de conciertos, es algo que siempre me ha llamado la atención pero pocas oportunidades he tenido, así que si me proponen ir a alguno, puedo caer en la tentación muy fácilmente. Este es un grupo que había escuchado hace años atrás, cuando me dio por investigar los subgéneros del heavy metal y los grupos más conocidos que los representaban. Siempre me gustó mucho más Nightwish (con Tarja) que éstos, pero no sonaban nada mal... Recuerdo claramente los singles Stand my ground y Angels de su tercer álbum The Silent Force (2004). Perdí la pista del grupo desde entonces, hasta que me dijeron que venían por aquí ahora a presentar su quinto disco The Unforgiving, que publicaron este mismo año en marzo.



Tras el concepto de The Unforgiving se desarrolla una historia basada en un cómic que lleva el mismo título. Si queréis saber cómo llegaron a esta idea y cómo se consolidó, leer este artículo. La historia también se representa a través de tres cortometrajes en blanco y negro que recomiendo ver:


Siempre hay un por qué en los discos y en su contenido, y no siempre los llegamos a conocer si no investigamos un poco más. Parece que un disco no solo es escucharlo, también es entenderlo. 

Por otra parte, también he descubierto que ésta es una banda 2.0 ya que son de las que aprovechan las redes sociales y las nuevas tecnologías para acercarse mucho más a sus fans. Sí, ahora me doy cuenta que lo tienen todo... era cuestión de indagar, ahora solo falta que en el directo lo borden. Tienen una aplicación para el iPhone, utilizan Youtube, Facebook y Twitter frecuentemente. Para comentar los conciertos de su nueva gira propone utilizar la app de iPhone o utilizar el hashtag #WTxxxxxx (donde 'xxxxxx' es la fecha del concierto). En mi caso, comentaré el concierto de Barcelona (espero no ser la única...) con la etiqueta #WT141011, ya que es el viernes que viene en la sala Razzmatazz. ¡Ah! Y también han creado un Vlog para el tour, que irán publicando en su página oficial. Me encantan.

Como teloneros, tanto en Madrid (10/10) como en Barcelona (14/10), actuará la banda de hard/dark rock afincada en Barcelona The Cannibal Queen. Sin sonar demasiado estridentes, creo que nos proporcionarán un subidón considerable para empezar con las pilas bien cargadas el concierto de los Within. Escúchalos en Spotify.

miércoles, 5 de octubre de 2011

A las 7.35 de la mañana


Una mañana, una mujer percibe algo extraño en el bar donde desayuna todos los días: todos los demás clientes y camareros están en silencio.Todos miran al suelo. Nadie toca su desayuno.De repente, se oye una canción.







Publicación realizada a las 7:35 del 05/10/2011

jueves, 29 de septiembre de 2011

La chica de mi espejo


Cuando nos miramos al espejo, ¿qué vemos? A nosotros mismos. No, te equivocas. Ves a tu representación gráfica en 3D, tu físico humano. Tu Yo interno no se puede ver, solo sentir… o en el caso más extremo, conocer. Pero yo me conozco. ¿Estás seguro? No lo creo. Nuestro Yo está oculto en lo más profundo de nuestro Ser. ¿Sabes qué es el Ser? No. Eres tú, tu esencia como persona. ¿Y cómo puedo llegar a él? A través de la paz interior, un Aislamiento mental. ¿Tú lo has conseguido? No estoy segura, pero creo que en algún momento he llegado a sentirlo. El problema es que mientras la consciencia está despierta y atenta a lo que sucede es cuando más se oculta nuestro Yo. Nuestra mente podría ser su peor enemigo. Tu mente, no eres tú. Pero si yo todo lo decido con la mente... Lo correcto sería decir que lo decides a través de la mente, la utilizas. Tu Yo interno la utiliza como medio, es una sensación lo que te hace decidir, no tu mente. Entonces, esto que me cuentas está en tu Yo, o en tu mente? El conocimiento se guarda en la mente, también la utilizamos para eso, para guardar el conocimiento y extraerlo cuando nos sea necesario. Y… ¿por qué me cuentas todo esto? Porque esta mañana me he mirado al espejo y no me reconocía. 

¿Nos liamos otro? Siento que a mi Yo, le apetece…

lunes, 26 de septiembre de 2011

No todo son malas noticias


Cuando alguna vez he escuchado de fondo las noticias o he leído de reojo algún que otro periódico en el transporte público, el 90% de lo publicado es negativo objetivamente. La palabra "negativo" se convierte en algo muy subjetivo en este caso. Ayer tuvo lugar en la plaza Monumental de Barcelona la última corrida de toros en Cataluña. Unos creerán que este hecho será algo negativo para la cultura española, otros que es algo positivo. Todavía no logro entender cómo alguien puede encontrar positivo para su cultura, digamos que divertido o entretenido, incluso "algo bonito" he llegado a oir, torturar un animal de la forma en que lo han estado haciendo todos estos años.

 A mí me parece bien: "paz para los toros, paro  para los toreros". 
¿Y a vosotros?



Ver algunas de estas imágenes 
me ponen la piel de gallina, y
no precisamente de emoción.

domingo, 18 de septiembre de 2011

(Des)equilibrio mental

En dos días, hará dos meses de mi última entrada publicada. Un poco de vergüenza y frustración me da, pero sino lo soluciono con este post, intentaré hacerlo con los siguientes siguiendo cierta regularidad. Sí, claro, no? No te lo crees ni tú, ni yo, ni nadie; pero que no sea por no proponérmelo ni intentarlo. Al fin y al cabo son los primeros pasos de cualquier acción que decidas realizar.

Cuando creamos un blog, lo hacemos porque queremos compartir "algo" con el resto del mundo. Y esto va a rachas. Para ponerse a escribir un post, hay que tener muy claro lo que queremos decir y cómo lo queremos decir. La inspiración del momento también juega un papel muy importante, si quieres escribir un texto que sea algo más que objetivo. Imprescindible también es tener el tiempo que dicho post requiera. En general, todo esto puede englobarse en equilibrio mental. Sin equilibrio mental, no hay nada de todo eso.

¿Por qué no he estado equilibrada mentalmente estos dos meses? La pregunta del millón. Creo que la respuesta solo la puedo tener yo, y creo que la tengo. Falta de rutina (Ojo! No confundir con monotonía). No quiero decir con esto que la fórmula se aplique a todo el mundo por igual, estoy hablando de mí. Un día a día más o menos organizado, nos proporciona equilibrio, estabilidad mental. Las vacaciones precisamente no son eso, y más si te vas de viaje. No digo que los viajes no sean buenos, van genial para desconectar, pero depende de la dosis, cuándo, cómo y con quién. Tener vacaciones intermitentes, que es lo que he tenido yo, no ayuda a este equilibrio. Con esto tampoco quiero decir que no haya disfrutado de mis vacaciones, que lo he hecho, y mucho. Pero irte cinco días a una isla de relax total, volver a trabajar otros cinco... irte de nuevo otros cinco, a la montaña, rollo zen y excursionista, volver, estrés máximo en el trabajo porque te meten en algo nuevo y encima con prisas (para luego nada), y al finde siguiente darlo todo en unos hinchables y piscinas de bolas para adultos y semilesionarte por hacer eso, el burro, justo antes de empezar la temporada. No, os digo que no es bueno.

Pero aquí estoy, dispuesta a retomar esto. Reencontrándome con cierto equilibrio mental y pensando en cómo plantearme esta nueva temporada para tener tiempo de todo, de todo lo que me apetezca. Y qué coño, que echo de menos la blogsfera.

¿Os pasa como a mí? ¿Qué os causa a vosotros el desequilibrio mental?

miércoles, 20 de julio de 2011

El alien que fumaba pan con dos frikis, un escritor y un pájaro

El título de este post es tan absurdo como la relación que podrían tener las tres películas que me he tragué este fin de semana pasado...


Empecé con Paul (2011), una comedia simple, entretenida y divertida, no hay que pedirle más. Dos frikis británicos viajan a los EEUU para ir a la Comic Con y visitar el Área 51. Durante ese viaje conocerán a un alien, un tanto especial, que huye del Gobierno, al que ayudarán para que pueda volver a su hogar. El resto de personajes que aparecen en la película son muy auténticos y cada uno de ellos le aporta un toque de frikismo, que al fin y al cabo es lo que es, frikismo en estado puro. Yo no soy de comedias, pero esta película está muy bien para meter en agua el cerebro, como dicen algunos, y resulta bastante graciosa, siempre y cuando te guste este tipo de humor.

Consejo: no apta para niños, demasiados tacos. 


Después de un día intenso y agotador en el Tibidabo no se me ocurre otra cosa que decidir ver una película que me recomendó hace tiempo @thelostdreamer. Un drama, escrito por Paul Auster (me repito diciendo por enésima vez que es uno de mis escritores favoritos), inspirado por un cuento que escribió él mismo en 1990, El Cuento de Auggie Wren. Se trata de Smoke (1995), una película que se centra en la vida del dueño de un estanco, un escritor perdido y un joven que...blablabla... un tanto perdidos todos con sus vidas. Compleja, de éstas en las que debes pararte a pensar sobre lo que está pasando o están diciendo, para encontrarle el sentido y significado. El cuento es maravilloso, si te va a dar pereza ver la película recomiendo que al menos lo leas.

Consejo: si estás dejando de fumar o lo has dejado recientemente no la veas, NO.


Y para terminar la trilogía absurda, vi una que hacía tiempo que le tenía ganas. Pa Negre (2010). Tampoco soy de películas históricas, pero tantos premios tantos premios, tenía curiosidad por ver qué es lo que tenía de especial. Ésta es un drama que se sitúa en la posguerra española, en una zona rural de Catalunya. No sé si fue por el catalán tan cerrado en el que hablan los personajes, que me costaba la vida entender (aún siendo catalana), o por el contexto histórico en el que se situaba, o porque no la vi en el momento adecuado... pero vamos, yo me quedé un poco igual cuando terminó, algo fría e indiferente. Seguramente hubiera disfrutado mucho más la historia leyendo el libro. Vale que tiene momentos muy especiales, sobretodo porque el protagonista es un niño, muy emotivos y tristes por lo que ocurre y, además, está muy bien realizada, pero para mí fue una más... Está claro que va a gustos, a mucha gente le pareció increíble ya que sino no habría ganado tantos premios ni tendría tan buenas críticas. Supongo que será que el género y el tema que trata no son mi predilección.

Consejo: no la veas como la película que arrasó con 9 premios en los Goya del año pasado, disfruta de los pequeños detalles.


¿A vosotros qué os parecieron?



jueves, 14 de julio de 2011

Quince.


15 años
15 libros
15 errores
15 sonrisas
15 planes
15 casualidades
15 disparos
15 secretos
15 suspiros
15 pulsaciones
15 flores
15 palabras
15 lágrimas
15 silencios
15 sueños rotos



@sayCet: Visual electronic music from Paris

martes, 12 de julio de 2011

Presa de los 140 carácteres

Llevo días mirándome este blog y pensando: ¿qué hago contigo? ¿todavía te necesito? 
No sé si es cuestión de necesidad, porque ideas me sobran para seguir con él y escribir cada día.

No es cuestión de tiempo. Creo que mi problema es Twitter

Antes era capaz de enrollarme como una persiana un pergamino, escribiendo y escribiendo palabras para expresar una única idea, una única opinión. El blog va bien para eso. Seguramente todavía sea capaz, pero es que me he dado cuenta de que ahora pienso en 140 carácteres (o menos). ¿Qué es Twitter? Todavía muchas personas me preguntan esto. No entiendo Twitter. Otras de las frases típicas de alguien que empieza o lo ve por primera vez. Yo tampoco lo entendía, pero todo es ponerse, investigar, saltar de un usuario a otro, descubrirle la utilidad. Y podría decir que no soy de las más enganchadas de la red, hay mucho viciado por ahí... Creo que no se puede explicar qué es Twitter en su totalidad y que alguien lo entienda al momento, hay que probarlo, hay que descubrirlo por uno mismo.

Si tengo que definirlo ahora mismo, sería algo así: una herramienta que sirve para pensar en voz alta, para compartir tus pensamientos y vivencias al momento con quién tú desees, al instante (desde el tipo usuario-persona... hay muchos tipos de usuario, aunque siempre haya una persona detrás que lo actualice). Y contad, lo he definido en 138 carácteres, casi clavao... lo que yo os diga, mi mente ha semimutado. El tipo de persona que quiere guardarse sus pensamientos para ella o no le encuentra la gracia a compartir, está claro que ésta no es su red social, bueno, que las redes sociales no son lo suyo. Y para el tipo de personas que no piensan (difícil, eh), más de lo mismo.

Luego también apareció Tumblr, otra sencillez para expresarte mediante imágenes. Pero eso ya es otra historia. (¿Cuándo van a inventar un widget?)


¿Y tú? ¿Estás también atrapado en los 140 carácteres?
¿Qué es lo que te atrae de esta red social tan sencilla que abarca tanto?

domingo, 3 de julio de 2011

De la espiritualidad a los asesinatos

Ya casi no escojo lo que voy leyendo, va cayendo en mis manos por casualidad, por recomendaciones... por factores que no dependen únicamente de mí. Echo de menos leer como leía antes, un libro tras otro, sin demasiadas interrupciones... pero ahora hago demasiadas cosas, me canso mucho la vista trabajando horas y horas mirando una pantalla de ordenador y, muchas veces, lo que menos me apetece es continuar fijando la vista, aunque sea en papel... Ahí van, mis dos últimas lecturas:

Valquirias, Paulo Coelho (1992)
 Autobiográfico. Espiritualidad.

 Un regalo de una amiga de culo inquieto. El brasileño nos cuenta en este libro una historia... una experiencia que vivió en el desierto de Mojave (EEUU), junto a su mujer Chris en 1988, en una búsqueda espitirual y de aceptación personal. Hasta qué punto es real lo que cuenta y hasta qué punto es ficción, eso no lo sabemos, aunque podemos hacernos una idea a medida que vamos leyendo. Dejando de lado los temas relacionados con las creencias religiosas, que yo me lo tomo como ficción, sin duda, da mucho que pensar y eso me encanta de los libros. Todo esto de la iluminación espiritual va muy relacionado con otro libro que me estoy leyendo, más pausadamente, paralelamente a los que leo, El Poder del Ahora (Eckhart Tolle). Es imposible no encontrar similitudes entre ellos, aunque mucho más ligero y fácil de leer es el de Coelho, ni punto de comparación en ese aspecto. Ambos libros son sólo aptos para personas con la mente muy abierta, y que, de hecho, te ayudan a abrirla mucho más. Ahora, tú decides. Os dejo con algunos fragmentos del libro que me llamaron la atención más de lo habitual:
"Todos nosotros, hombres y animales, creamos una especie de espacio mágico a nuestro alrededor. Generalmente es un círculo de cinco metros de radio y prestamos atención a todo lo que entra en él. No importa si son personas, mesas, teléfonos o escaparates: intentamos mantener el control de este pequeño mundo que nosotros mismos hemos creado. Ellos, sin embargo, siempre miran a lo lejos. Ellos amplían ese espacio mágico e intentan controlar muchas más cosas. A eso le llaman mirar al horizonte. Para penetrar en el mundo invisible, desarrollar tus poderes, tienes que vivir el presente, aquí y ahora. Para vivir en el presente, tienes que controla la segunda mente. Y mirar el horizonte."

"Hay cosas que son tan importantes que las personas tienen que descubrirlas solas."

"No existe amor en paz. El que lo crea está perdido."

"Si quieres librarte de tus pensamientos, acéptalos. Piensa en lo que ellos quieren que pienses, hasta que se callen."

"Un ritual cuidadosamente elaborado, que él procura ejecutar con precisión porque tiene miedo de que, en el caso de que se rompa una parte, todo se venga abajo. Rutina. Cuando el ritual se consolida, el hombre pasa a ser su esclavo."

Sé lo que estás pensando, John Verdon (2010) 
Thriller. Psicológico. Policíaco.

Prestado por una compañera de trabajo. David Gurney es el típico policía retirado que se ve envuelto, de nuevo, en un caso en el que han enviado la típica carta misteriosa a un conocido suyo y éste se ha cagado de miedo. Hasta aquí, todo muy típico. Lo que te atrapa e intriga es que en la carta aparece un número, el mismo número que ha pensado el que la ha recibido (de ahí el título de la novela). A partir de ahí, empieza "el juego", y vas descubriendo poco a poco con los personajes qué es lo que ocurre. Paralelamente al caso, vamos conociendo la historia de David, el claro protagonista, y la relación y problemas personales que tiene con su actual mujer y con él mismo. En la historia, también podemos encontrarnos con ciertas reflexiones que nos harán detenernos un momento a pensar y olvidarnos un poco del caso principal que se está tratando, os dejo con una de ellas:
"El peor dolor en nuestras vidas procede de los errores que nos negamos a reconocer: cosas que hemos hecho que están tan en desarmonía con quienes somos que no podemos contemplarlas. Nos convertimos en dos personas en una sola piel, dos personas que no se soportan. El mentiroso y la persona que desprecia a los mentirosos. El ladrón... No hay dolor como el dolor de esa batalla, que arde bajo el nivel de conciencia. Salimos corriendo para huir pero corre con nosotros. Allá donde vayamos, la batalla nos acompaña."
Este libro me llamó la atención a través de su portada y del título. Viendólos ya quería leerlo... una buena forma de engatusar a los lectores como yo. Además, la ambientación que crean a veces tan fría y distante me recuerda a la sueca Millennium. Qué más puedo decir, es un thriller psicológico... tendría que ser muy malo para que no me gustara, pero este no ha sido uno de ellos.

Tampoco podría decir cuál de los dos libros me ha gustado más, son muy diferentes, géneros distintos, no tienen nada que ver. Es como si me pides comparar dos pelis como Mi vida sin mí y Hard Candy, incomparables, pero buenas (en este caso, buenísimas) las dos.


Mi próximo reto es "La noche del oráculo" de mi querido P.Auster. Paralelamente voy a ir leyendo los poemas-cuentos macabros y surrealistas de Tim Burton, en "La melancólica muerte del chico ostra", a parte de ir cogiendo aleatoriamente y leerme algunos párrafos iluminados de "El Poder del Ahora". Nunca me había leído tantos libros al mismo tiempo.



sábado, 11 de junio de 2011

Se busca compañía para ocio: uolala!

No salgo de un proyecto a medias, o de varios, que ya estoy metida en otro y con mil ideas en la cabeza para más... Con todos ellos avanzo a paso de uno de los animales en los que me gustaría reencarnarme, la tortuga. Pero siendo tortuga sólo me tendría que dedicar a comer, dormir, reproducirme y disfrutar del mar... puro estrés y preocupaciones.

Además de todo este lío, quiero ocupar mi tiempo libre en ocio. No es que no disfrute haciendo lo otro, porque además lo hago porque quiero... bueno, siendo realistas, a veces llega un momento que no, y no hablo precisamente del nuevo proyecto que ha surgido. Ocio me refiero a... leer, seriear, ver una buena película, ir a pasear en bici, disfrutar de un concierto alternativo...o realizar cualquiera de las actividades que se organizan cada semana en Barcelona. Ya que para muchas cosas de las que me apetece hacer no encuentro con quién hacerlas (mejor bien acompañado que solo), pensé que debería existir una red social que resolviera este problema... ya que últimamente están tan de moda y seguramente muchas personas se encontraban en la misma situación que yo. Esto no quiere decir no tener amigos, sino... o bien los horarios son incompatibles o bien determinados gustos.

Hoy, casualmenter por twitter (oh, twitter), he descubierto que esta red social EXISTE! Se llama uolala!!! Puedes añadir tus propios planes y esperar a que alguien se apunte o apuntarte a los que otros usuarios ya han propuesto, si te interesan. Creo que es una muy buena idea para conocer gente con tus mismas aficiones y gustos y así poder compartir buenos momentos con ellos/as. No he dudado ni un segundo en crear mi perfil y es posible que pronto cree algún plan... porque no encuentro a nadie que quiera acompañarme a cierto concierto.

El lema es:

Encuentra con quién realizar tus planes favoritos


¿Y tú? ¿Qué opinas de este servicio? ¿Crees que lo utilizarías?

viernes, 20 de mayo de 2011

In-dependizada


Mil ideas recorren por mi cerebro pero soy incapaz de escribirlas. Entro en el blog, lo miro... pienso que necesita un cambio, pero no hago nada y lo cierro. Y así llevo semanas, meses. Lo voy a cambiar. I promise.


Después de quejarme de mi actitud voy a lo que iba. Me he independizado, en Barcelona. Una cárcel para mi padre, una ciudad llena de posibilidades y diversidad para mí. Las dos horas que tardaba en total en ir y volver al trabajo cada día, en bus y metro, y el sonarme el despertador a las 5.45 de la mañana ha cambiado por media hora (ir y volver) en bici y sonar la alarma a las 6.40. Adoro el bicing.


Llevo un mes y algo y todo lo que veo son ventajas respecto a mi vida anterior, a pesar de tener que hacer las cosas de casa. Pero no es tan complicado ni me da tanta pereza hacerlo como todo el mundo lo pintaba. Tengo más tiempo, más sitios dónde ir, más gente por conocer. En mi tumblr podréis seguir algunos de mis paseos solitarios.

Tengo ganas de descubrir todos esos rincones que hay por esta magnífica ciudad, todas las actividades que puedo realizar. ¿Alguien está dispuesto a guiarme? Acepto sugerencias, recomendaciones... Todo sea por aprovechar el tiempo libre que tengo por las tardes, conocer, descubrir... De repente, soy de mente inquieta y curiosa. Bueno no, siempre he sido así, lo único es que ahora me estoy dando cuenta y necesito complacerla.


Últimamente me ha dado por apalancarme en las zonas de césped a tomar el sol, leer... De momento, este es mi favorito:





¿Cuál es el tuyo?


Aún me quedan muchos por descubrir. Ayer fui a este pero no me gustó, demasiadas palomas, demasiada suciedad, demasiados guiris... me quedé dormida.

viernes, 11 de marzo de 2011

Firmin, de Sam Savage

Esta mañana, mientras me subía al bus, me he fijado en el libro que llevaba bajo el brazo una señora, se titulaba: "Mi padre era carpintero". He pensado... ¿y esa mierda de título qué es? @danidcstr ha opinado que seguro que es la biografía de Pinocho, pero vamos, discrepo... aunque lo haya clavado en el momento con el comentario.

Total, que luego voy yo y saco el libro que me he terminado hoy, titulado "Firmin", el nombre de una rata, la protagonista de la historia. Un libro en el que una rata, cuenta su vida, desde que nació hasta que murió. Nada más ni nada menos que una rata que lee y, gracias a ello, una rata culta y más humana que muchos humanos.

Me ha costado meses leerme este libro y sólo tiene poco más de 200 páginas. Esto no quiere decir que sea malo o que no enganche, simplemente se me hacía raro y costoso leer sobre una rata culta que explica su vida utilizando algunas palabras que no había escuchado en la vida y títulos de obras literarias y autores desconocidos para mí. La historia me ha enganchado más al final, cuando le he empezado a pillar la gracia al bicho y a entenderle. La verdad es que será un personaje difícil de olvidar, no creo que me encuentre muchos libros más como este (que me lo recomendaron). Este libro está escrito para los fanáticos de la lectura, es una veneración a la literatura, para aquellos sienten placer leyendo y son capaces de mezclar la ficción con la realidad y, a veces, sentirse tan profundamente aislado, que puede llegar a confundirlas. Es para mentes con mucha imaginación. Si te has sentido identificado, ya sabes. Si crees que tu mente no da para que puedas llegar a entender una rata, ya sabes también.

Os dejo la información de la contraportada del libro: una sinopsis de la historia y algunas críticas (merecen la pena) de otros escritores reconocidos que se lo han leído.

Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos. Original, brillante y llena de alegorías, Firmin derrocha humor y tristeza, encanto y añoranza por un mundo que entiende el poder redentor de la literatura, un mundo que se desvanece dejando atrás una rata con un alma creativa, una amistad excepcional y una librería desordenada.
Críticas:

Firmin ha sido un acontecimiento en mi vida de lectora, uno de esos raros encuentros con un personaje inolvidable. Original, chispeante y profundamente conmovedora, esta aguda fábula sobre la condición humana es un disparo al corazón. Rosa Montero

Firmin no es un ratoncito humano, sino un ser humano en un cuerpo de rata. Esto lo hace áspero, patético, incómodo, sin la menor concesión al infantilismo y auténticamente poético. Eduardo Mendoza

Un libro escrito para lectores, es decir, para gente que siente pasión por los libros y para quienes los libros son tan reales como cualquier otra cosa de la vida. Más reales, quizás. Donna Leon

Uno de esos contados libros que parecen haber caído del cielo para sorprendernos y deslumbrarnos. Sombras de Dostoievski y destellos de Vonnegut. Uno nunca volverá a mirar una rata de igual modo luego de masticar y tragar esta pequeña gran obra. Rodrigo Fresán

Una estupenda fábula sobre los poderes transformadores, prodigiosos, de la literatura, y sobre los efectos que produce el haber crecido devorando libros: sensibilidad, poder de observación, sentido del humor, inteligencia y humanidad. Es excelente. Justo Navarro

jueves, 27 de enero de 2011

En el metro


Desde que empecé a trabajar en Barcelona, hace ya unos 7 meses, tengo que coger el metro cada día laborable. Tragarme 15 paradas para ir y 16 para volver. Eso es mucho tiempo. Busco formas de entretenerme.

Pensé que sería ideal para leer y avanzar con mis libros pendientes, pero resulta ser muy incómodo leer en el metro estando de pie, mi postura más habitual allí por mala suerte ya que todavía no consigo colocarme en sitios estratégicos para poder sentarme luego; admiro a las personas que lo consiguen, leer. Me cuesta aislarme de los ruidos para la lectura y como soy tan observadora me distraigo con nada. A parte que a primera hora me cuesta mantener los ojos abiertos y cuando vuelvo de trabajar tengo la vista demasiado cansada de la pantalla y no me apetece fijarla más. Libros, descartado como entretenimiento habitual... aunque a veces consiga leer algo, pero acabo frustrándome por todo lo anterior.


Para hacer sudokus, que también lo he intentado, me pasa más o menos lo mismo que con los libros. Aunque escribir es todavía más incómodo y pensar... a esas horas no puedo pensar.

Leer el diario que te dan gratis. Más de lo mismo, sólo que todavía necesitas más espacio y una gran habilidad para pasar las páginas. Además que la política, la economía y los deportes, básicamente el fútbol, me aburren. Poco más hay para leer ahí.


Escuchar música mientras observo a las personas que entran y salen antes o después del sonido del cierre de puertas, es lo único que me consigue más o menos entrener. Hace gracia encontrarse a veces las mismas caras, con la de metros tan seguidos que pasan. Y es increíble el número de personas que he podido llegar a ver desde que lo cojo, personas diferentes, únicas, todas ellas perfectamente imperfectas. Escuchar conversaciones ajenas también resulta curioso y a veces divertido. Pero las personas en el metro suelen ir solitarias, cada uno conversando y luchando con sus pensamientos, lo noto en sus miradas; sino van leyendo, escuchando música, mirando el móvil... cualquier cosa para acompañar y entretener a la soledad que llevan con ellos mismos y que tanto parece que les(nos) aburre.


Mi último entretenimiento está dando sus resultados. Una Blackberry con internet, infinitas aplicaciones que me pueden ofrecer toda la distracción que necesito para que no se me hagan tan pesados esos viajes. Puedo contestar correos pendientes, conversar con alguien por el chat si se encuentra tan aburrido como yo, facebookear, twittear lo que observo o pienso mientras voy en el metro (normalmente lo hago con las etiquetas #enelmetro y #metrobcn), jugar a juegos chorras que vician, como el Copter... la verdad es que se pasa el tiempo rápido, además siento que lo aprovecho.


La opción a la que le estoy dando vueltas estos últimos días consiste en ver series, incluso pelis! El problema que me surge es que suelo ver las series en VOSE y el cacharro no reconoce los subtítulos, necesitaría capítulos con subs incrustados, pero eso es muy difícil de encontrar. ¿Alguien sabe incrustarlos de forma rápida y sencilla? Lo busqué hace un tiempo, pero no encontré nada útil. (Sigo buscando, si lo consigo, avisaré!) Para probar a ver si era capaz de entender en inglés, revisioné los dos primeros de Parks and Recreation (ya que estamos emocionados con la vuelta y tal), pero sólo entiendo palabras o frases sueltas, no puedo ver nada así...


Entonces, pido a los seriéfilos que me leen que me recomienden alguna serie que pueda ver en castellano y si puede ser que esté finalizada, ¡así no me deja a medias! Las primeras que se me ocurrieron fueron Los Soprano y Battlestar Galáctica. Por twitter ya me han recomendado algunas más. Estoy elaborando una lista con lo que me apetecería ver de lo que me recomiendan y próximamente será sometida a votación seriéfila.

¿Qué hacéis vosotr@s para entreteneros en el transporte público?


domingo, 9 de enero de 2011

3 años...

Este blog es un superviviente y quiero mantenerlo así. Digo esto, porque mi intención es que el abandono no sea total. Cumplió 3 años el 31 de diciembre de 2010 y me acordé, pero no fui capaz ni de entrar para escribir unas líneas. Por suerte no se ha ido a ningún lado, aquí sigue esperándome, y aquí estoy escribiendo estas líneas para él, para mí.
Un tweet que escribí hace unos días al respecto: "Si mi blog fuera mi hijo ya me lo habrían quitado los de los Servicios Sociales, como en los Sims... Por mala madre!"
El 2010 ha sido un año de cambios significantes en mi vida personal. Encontré trabajo... o el trabajo me encontró a mí. Supongo que con sólo esto ya puedo decir que ha sido una suerte de año para mí, mientras ha sido lo peor para otros. Esto significa que redujo mi tiempo libre a mucho menos de la mitad de lo que tenía antes. Y yo quise seguir haciendo lo que hacía antes, pero... I failed. Física y lógicamente. Y está claro que es el primer motivo por el que este año sólo publiqué 53 entradas, frente a las 128 del 2009.

En este 2011 que ya ha empezado, se avecinan más cambios... Posiblemente (que todavía no hay nada seguro) me independice. Eso no sé si hará que todavía publique menos o más, depende cómo me organice puede que tenga más tiempo libre.

Para hacer una buena despedida de año, creo que en esta entrada no pueden faltar los recuerdos que me quedan.

El final de Lost.
Un proyecto sobre series frustrado.
El descubrimiento de Relats conjunts.
Volver a hacer una excursión en la Val d'Aran.
El año que le pillé el punto a Twitter.
La película Origen conviertiéndose en una de mis favoritas.
Descubrir la serie Parks and Recreation.
Visitar ciudades en un día: Londres, Bath, Madrid.
Leer tres tristes (por la cantidad) libros....
...y sobre el último ni escribí: El síndrome de la ternura.
Mi ingreso en la UOC: curso de Inglés I.
La primera vez que dibujo el retrato de un bebé.
Cambio de dirección del blog Mi BSOriginal.
Darme cuenta que ciertas huelgas no sirven para nada.
Saber, por fin, qué es Tumblr y cómo funciona.
Disfrutar de una temporada de infarto: Dexter S6.
Adquirir un smartphone: BlackBerry.

...

La amistad y compartir es lo más importante.